Breve, pero potente: Aquí los estragos de la tormenta