El tradicional torneo donde hasta la ropa interior tiene que ser blanca