Clientes ignoran a hombre apuñalado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Clientes ignoran a hombre apuñalado

    Un hombre se recupera luego de haber sido apuñalado dos veces dentro de una tienda en el noreste de Filadelfia.

    Pero, según el Jefe de Inspecciones de la Policía de Filadelfia, Scott Small, lo que fue casi tan chocante como el crimen, fue lo que hicieron los clientes.

    “Fue un poco sorpresivo que algunos de los compradores querían terminar sus compras”, dijo Small.

    La víctima de 50 años se encontraba dentro de la tienda Pathmark, en el 840 de Cottman Avenue, a eso de las 5:50 p.m. del martes, cuando fue confrontado por un hombre de 40, en uno de los pasillos, según la policía.

    Se alega que el hombre de 40 años apuñaló al otro en la cara y el cuello con un cuchillo de cocina, antes de escapar de la escena. Según los investigadores, el sospechoso y la víctima se conocían antes del incidente, y llegaron a la tienda por separado.

    La víctima fue llevada al hospital, donde se encontraba en condición crítica, pero estable.

    La policía encontró al sospechoso sobre unas vías de tren a una distancia de una milla de la tienda. También se halló su cuchillo en un restaurante KFC cercano, según los investigadores. Fue arrestado y se le sometieron cargos por agresión agravada y delitos relacionados, pero no ha sido identificado.

    También se notificó al Departamento de Salud, debido a la sangre derramada en la tienda.

    Según los investigadores, al menos 100 clientes se encontraban dentro de la tienda al momento del ataque, y muchos continuaron comprando antes de que llegara la policía.

    “Había muchos clientes en la tienda, parados y empujando sus carros de compra sobre la sangre. Tuvimos que decirles que era sangre humana”, dijo Small.

    Según los investigadores, un cliente incluso le pidió a un oficial que le pasara el queso.

    La tienda fue cerrada por el resto de la noche, mientras oficiales de la salud verificaban la seguridad de la comida, y brigadas limpiaban y desinfectaban la escena del crimen.