Ataca a su tío, ¡vestido de ninja!

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ataca a su tío, ¡vestido de ninja!
    Shutterstock
    Según los investigadores, el “ninja” sacó un martillo y golpeó al hombre en la cabeza.

    Un hombre del Condado de Montgomery se encuentra tras las rejas, acusado de atacar a su tío mientras estaba vestido de ninja.

    Michael Norley Jr., de 29 años, fue arrestado el martes en su casa en E. Lemon Street, en Upper Providence (Pensilvania). Enfrenta cargos por tentativa de homicidio, agresión agravada e imprudencia temeraria.

    Los investigadores informaron que el tío y exjefe de Norley, de 57 años, se encontraba sacando la basura en su casa en la cuadra 800 de Sycamore Mills Road, el martes a eso de las 8:00 a.m., cuando ocurrió el incidente.

    De modo repentino, un hombre vestido de negro, con un casco y una careta, saltó desde un área cerca de los zafacones. Según los investigadores, el “ninja” sacó un martillo y golpeó al hombre en la cabeza.

    Los oficiales dijeron que la víctima cayó hacia atrás, mientras el “ninja” continuaba golpeándolo con el martillo. La víctima corrió a la parte frontal de su casa, pero se tropezó y cayó en las escaleras, mientras el sospechoso lo perseguía. Los oficiales dijeron que la víctima se defendió y pateó el casco del sospechoso, provocando que el aparato se cayera.

    La víctima dijo a la policía que fue entonces que se percató de que su atacante era su sobrino, Norley. Los oficiales dijeron que el tío comenzó a gritar el nombre del sobrino, provocando que el supuesto agresor corriera hacia un área boscosa cerca de la casa. Los gritos despertaron a los familiares de la víctima, quienes corrieron fuera de la casa y lo encontraron sangrando profusamente. De inmediato, llamaron al 911.

    La víctima fue llevada al Crozer-Chester Medical Center, donde fue tratado por traumas severos en la cabeza.

    Norley fue arrestado en su casa el martes, mientras que el miércoles se realizó la lectura de cargos. Fue enviado a la prisión del Condado de Delaware, tras no prestar la fianza de $500,000.

    No se ha revelado un posible motivo detrás del supuesto ataque.