Tiró a hija al mar por depresión posparto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Tiró a hija al mar por depresión posparto

    La familia de una madre de South Jersey asegura que sufría de depresión posparto cuando tiró a su bebé de un mes al agua en Atlantic City, antes de lanzarse ella también.

    “La gente que no entiende lo que ella estaba pasando y está diciendo cosas desagradables, debe ponerse en sus zapatos”, dijo la madre de la mujer, Debbie Shurig.

    “Bajo circunstancias normales, no puedo imaginarla haciendo algo como eso. No sé por qué no buscó la ayuda de su familia”, dijo Debbie Shurig.

    La abuela agradeció a quienes rescataron a su hija y a su nieta. “Gracias a Dios que estaban allí. Si no fuera por ellos, ninguna de las dos estaría hoy con nosotros”, señaló.

    Mientras, la hermana de la acusada, Amanda Husta, dijo que “no quiero que la gente piense mal sobre ella por su enfermedad mental, quiero que entiendan la situación”.

    Los otros dos hijos de Patricia Shurig permanecieron con familiares el lunes.

    La Policía de Atlantic City recibió una llamada poco después de las 5:00 p.m. del domingo, luego de que unos pescadores que se encontraban cerca del Flagship Hotel en North Maine Avenue, vieron a una mujer con una bebé actuando de manera “inusual” cerca de la entrada al mar en Pacific Avenue. “Vimos a la mujer caminando hacia las rocas con la bebé. Así que mi sobrino le preguntó a dónde iba con la bebé. Ella no dijo nada y siguió caminando”, dijo José Matos.

    Según los pescadores, la mujer, que luego fue identificada como Patricia Shurig, de 24 años, lanzó a la infante a la bahía, y luego ella saltó también.

    Dos pescadores, Luis Ortiz y Seth Perkins, entraron al agua y lograron rescatar a la bebé y su madre.

    Thomas Bell, un bombero retirado de Atlantic City que se encontraba en el área, le ofreció primeros auxilios a la infante, que no respondía, y logró revivirla.

    Tanto Shurig como su hija, que los investigadores dijeron nació el mes pasado, fueron llevadas a AtlantiCare.

    Ortiz no pudo evitar llorar al reflexionar sobre el rescate.

    “¿Por qué? ¿Qué pasaba por la mente de esa mujer para ponerse a sí misma y a su hija en peligro?”, se cuestionó.

    Shurig será acusada de agresión agravada, y otros delitos que permanecen pendientes.

    Permanecerá detenida con una fianza de $100,000.