Confiscan gato montés que era mascota

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Confiscan gato montés que era mascota
    Un juez ordenó que el gato montés de Ginny Fine, Rocky, fuera regresado al zoológico Popcorn Park, hasta que se resuelvan dos cargos contra la mujer.

    Una mujer de South Jersey perdió temporeramente la custodia de su gato montés, que tenía como mascota, luego de que el animal escapara de su casa en múltiples ocasiones.

    El viernes, un juez ordenó que el gato montés de Ginny Fine, Rocky, fuera regresado al zoológico Popcorn Park, hasta que se resuelvan dos cargos contra la mujer.

    El pasado mes de junio, Rocky escapó de la casa de Fine en Stafford. El incidente ocurrió menos de tres semanas después de que la mujer dijo a nuestra cadena hermana, NBC10, que garantizaba que la mascota no volvería a escapar. Rocky estuvo suelto por alrededor de una hora, antes de que Fine lo recuperara, dijo la policía.

    Una queja de un vecino provocó una respuesta del control de animales de la ciudad, que expidió citaciones a la mujer por tener al gato montés suelto.

    El felino de 38 libras, cuyas garras han sido removidas parcialmente, ha estado en el ojo público desde el mes de marzo, luego de que se escapara de la casa de Fine, incitando preocupación de los vecinos y la policía. Estuvo desaparecido por días, hasta que fue encontrado.

    Como resultado de una orden previa del tribunal, derivada de un escape anterior en el otoño, las autoridades incautaron a Rocky y lo llevaron al zoológico Popcorn Park en Lacey.

    Un examen de ADN para determinar si Rocky era un gato montés de raza pura, animal cuya posesión como mascota es ilegal en Nueva Jersey, o un híbrido, resultó inconcluso. Por lo tanto, el felino fue devuelto a Fine el 19 de mayo, tres días después de que el juez Damian Murray, del tribunal municipal de Stafford, decidió que la mujer podría tener al animal de vuelta siempre y cuando un cercado fuera de su casa aprobara una inspección por oficiales de la ciudad.

    Murray también ordenó a Fine a pagar una multa de $1,000, y otros $2,000 en restitución. Ahora enfrenta una multa adicional.