En casa víctima de accidente criminal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En casa víctima de accidente criminal

    Fue un regreso a casa agridulce el miércoles para Thelma Brown, de 65 años. Aun recuperándose de sus heridas, la mujer se sentó en la entrada de su casa en el norte de Filadelfia, mientras cientos de personas se reunieron afuera de la residencia para desearle bien.

    “Nunca creí que habría tanta gente”, dijo.

    Brown fue dada de alta del hospital días después de que terminó herida en el accidente provocado por unos ladrones de auto, que culminó con la muerte de tres niños.

    Brown es amiga y vecina de Keisha Williams, de 34 años, cuyos hijos, Joseph Thomas Reed, de 10, Keiearra Williams, de 15, y Terrence Moore, de 7, fallecieron tras ser impactados el viernes por el vehículo que se estrelló contra un puesto de venta de frutas en el que ayudaban a su mamá.

    “Donde estaban parados los niños, estaba parada yo. Recuerdo que el carro me golpeó y salí disparada por el aire. Solo pensé: ‘Dios mío’”, rememoró.

    Keisha Williams sufrió heridas severas por el accidente. La mujer a la que se le robó el auto, quien supuestamente también fue víctima de agresión sexual, terminó herida luego de que el vehículo se estrelló contra un árbol.

    Brown sufrió la fractura de un tobillo y heridas en el esternón. Mientras lamenta la muerte de sus tres jóvenes vecinos, también siente coraje contra los hombres presuntamente responsables.

    Los dos sospechosos del mortal crimen, Cornelius Crawford, de 23 años, y Jonathan Rosa, de 19, enfrentan cargos por asesinato en segundo grado, robo, hurto de un auto y agresión sexual, entre otros delitos. El martes, los investigadores revelaron que la propia madre de Rosa entregó a su hijo a la policía, luego de que fuera cuestionado en el fin de semana.

    “Me duele que hicieron eso y huyeron. No hay esperanza para ellos”, dijo Brown, quien asegura que necesitará meses de terapia física para poder ponerse de pie nuevamente. Mientras, Keisha Williams permanece en cuidado intensivo, pero se recupera lentamente.

    “Está despierta y respondiendo, va en la dirección correcta”, dijo su prima, Stephanie Alexander. “Lo único que queremos es traerla a casa”, añadió.

    Miembros de la familia indicaron que a Williams aún no le han informado sobre el trágico destino de sus hijos.

    El funeral para los niños ocurrirá el lunes, a las 11:00 a.m., en la Seventh Day Adventist Church, en las calles 16 y Oxford. El Fiscal de Distrito de Filadelfia, Seth Williams, informó que el baloncelista Charles Barkley se ofreció a pagar los gastos fúnebres.