Joven salva a policía de morir quemado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Joven salva a policía de morir quemado

    Un oficial de la Policía de Filadelfia agradece al heroico estudiante de escuela superior que lo sacó de su patrulla luego de que se prendiera en llamas.

    “Es mi héroe”, dijo el oficial Mark Kimsey. “Si no me hubiera sacado de ese carro, todavía estaría allí sentado”, dijo, insinuando que hubiera muerto en el vehículo.

    Kimsey, de 30 años, fue dado de alta del hospital el lunes, luego de haber sido herido en el accidente ocurrido en el fin de semana. El padre y esposo respondía a una situación a las 5:25 p.m. del sábado, cuando una camioneta Toyota chocó con su patrulla en la intersección de las calles 28 y Tasker, según la policía.

    La fuerza del impacto dejó a Kimsey atrapado dentro del carro, mientras se prendía en llamas. Al ver la escena, Joe Chambers, un bombero voluntario de 17 años, y su vecino, Dante Johnson, de 24, fueron al rescate.

    Ambos lograron sacar a Kimsey por la ventana del carro incendiado.

    “La puerta no se podía abrir por el golpe. Estaba abollada y no podía abrirse. El carro se prendió en fuego. Él dijo que no sentía sus piernas. Tuvimos que arrastrarlo por la ventana”, narró Chambers.

    A la misma vez, otros testigos, sacaron al conductor de la camioneta, que estaba herido.

    El oficial Kimsey y el conductor de la camioneta fueron llevados al Hospital de la Universidad de Pensilvania. Kimsey sufrió traumas en su cabeza por la bolsa de aire, y quemaduras en sus piernas.

    Chambers también sufrió heridas menores, y fue llevado al Hospital de Niños de Filadelfia. Más tarde en la noche del sábado, el joven visitó al oficial Kimsey, donde se tomaron una foto juntos.

    “Se sintió grandioso ver que estaba bien. Me dijo que no podía agradecerme suficiente. Yo le contesté que no tenía que hacerlo, y que volvería ayudarlo si fuera necesario”, dijo el estudiante de cuarto año de la escuela superior Ridley.

    Kimsey abandonó el hospital el lunes. Dice que no sabe cuándo volverá a trabajar, pero se mostró agradecido de estar vivo. También agradeció a Chambers y a Johnson.

    “Le dije que le debo una cena. Tengo que salir con él”, dijo el policía.

    El hombre de 52 años que manejaba la camioneta también sufrió traumas en la cabeza, y según la policía, está en condición estable.