Malala: "Hablar es nuestro deber"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Malala: "Hablar es nuestro deber"

    La adolescente pakistaní Malala Yousafzai recibió el martes la Medalla de la Libertad en Filadelfia, que se entrega anualmente en el Centro Nacional de la Constitución a figuras que luchan por la libertad de las personas alrededor del mundo.

    La joven, reciente ganadora del Premio Nobel de la Paz, imploró a los líderes del mundo que gasten dinero en educación, y no guerras, y que resuelvan sus diferencias con palabras.

    “La educación es la mejor arma en contra de la pobreza, la ignorancia y el terrorismo”, dijo Yousafzai, quien se convirtió en la persona más joven en recibir la Medalla de la Libertad.

    “La valiente lucha de Malala por la igualdad y la libertad en contra de la tiranía es evidencia de que un líder apasionado y compasionado, no importa su edad, tiene el poder de encender un movimiento de reforma”, dijo Jeb Bush, Presidente del Centro Nacional de la Constitución.

    Yousafzai comenzó su activismo hace seis años, utilizando un pseudónimo para escribir para la BBC sobre cómo era vivir bajo el régimen talibán.

    En el 2012, un talibán le disparó en la cabeza, mientras regresaba de la escuela, por su apoyo a la igualdad de géneros y la educación para las niñas.

    Culminó el tratamiento de su herida en Gran Bretaña, donde se recuperó y continúa viviendo con su familia. Ha continuado su activismo como oradora, un libro que fue un éxito en ventas y una organización sin fines de lucro.

    Dijo el martes que, cuando el talibán se le acercó, tenía dos opciones: callar y esperar a que la mataran, o hablar y ser asesinada igualmente.

    “¿Por qué no hablar? Es nuestro deber”, dijo, a la vez que expresó que los talibanes intentaron silenciarla, pero “creo que cometieron un gran error”.

    El día que fue baleada, dijo, “murieron la debilidad, el miedo y la desesperanza, y nacieron la fuerza, el poder y la valentía”.

    La Medalla de la Libertad incluye un premio de $100,000, que Malala dijo gastará en Pakistán en niños que necesitan educación y otro tipo de apoyo.