Obama sorprendió a comensales locales

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Obama sorprendió a comensales locales

    El Presidente Barack Obama realizó una parada especial durante su visita económica a Delaware el jueves.

    El mandatario se detuvo en el restaurante Charcoal Pit, en North Wilmington, un lugar predilecto del vicepresidente, Joe Biden.

    El gerente del restaurante, Joseph Grabowski, dijo que tanto él como sus empleados supieron de la visita de Obama apenas 20 minutos antes de su llegada, pero que estaban muy emocionados.

    “Fue increíble. Todos los clientes estaban fascinados. Fue muy emocionante”, dijo.

    “Lo saludé en la puerta y le dije que mi padre le había dado la mano al Presidente Roosevelt cuando él tenía 12 años, y ahora yo le daba la mano a él”, agregó.

    Grabowski dijo que un padre e hijo que trabajan como cocineros en el lugar prepararon la comida del presidente, y que Sean Brown, de 22 años, fue elegido como el mesero del líder de la nación.

    “Fue un total shock. Estaba un poco nervioso, pero fue un momento de esos que no puedes creer que realmente está pasando”, mencionó el joven.

    El restaurante, conocido por sus hamburguesas y batidas, lleva operando en el estado más de 50 años.

    Luego de saludar a los clientes, Obama ordenó una hamburguesa con papas fritas.

    Pero, realmente, no estaba allí por la comida.

    Oficiales de la Casa Blanca dijeron que el Primer Ejecutivo fue al popular restaurante para encontrarse con una madre soltera de Wilmington, de nombre Tanei Benjamin.

    La mujer le escribió una carta al presidente en julio de 2013, sobre su lucha como soltera, trabajadora y madre de un niño de seis años.

    Luego de leer la historia de Benjamin, el presidente envió la carta de la mujer a su equipo, con una nota al final que leía: “Esta es la persona para la que estamos trabajando”.

    Luego de la llegada del presidente, no se permitió la entrada de personas al lugar, y agentes del Servicio Secreto utilizaron detectores de metales en las personas que observaban desde afuera.