Terror en los cielos de Filadelfia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Terror en los cielos de Filadelfia
    Getty Images
    Los pasajeros a bordo del vuelo dijeron que algunas personas aplaudieron y celebraron cuando la nave tocó tierra.

    Un avión de Lufthansa, con dirección a Alemania, tuvo que quemar gasolina y dar vueltas sobre el área de Filadelfia el domingo, luego de experimentar problemas con su tren de aterrizaje.

    Según un portavoz de la línea aérea alemana, el vuelo 427 recién despegaba del Aeropuerto Internacional de Filadelfia, a las 5:45 p.m., cuando los pilotos descubrieron que uno de los trenes de aterrizaje de la nave A340 no respondía al intentar retraerlo.

    El capitán decidió regresar a Filadelfia en lugar de continuar el largo trayecto hacia Frankfurt. Pero, el avión, con 269 pasajeros y tripulantes a bordo, tenía demasiado peso para aterrizar, por lo que se vio forzado a circular el área y deshacerse de gasolina.

    La nave estuvo alrededor de 2 horas y 45 minutos volando sobre partes del condado de Chester, en Pensilvania, a una altura de 5,000 pies, dijeron oficiales.

    El avión logró aterrizar en Filadelfia sin problemas a las 9:00 de la noche, comunicó la línea aérea. La Administración Federal de Aviación, Lufthansa y el Departamento de Bomberos de Filadelfia dijeron que el vuelo no hizo un aterrizaje de emergencia.

    Los pasajeros a bordo del vuelo dijeron a nuestra cadena hermana, NBC10, que algunas personas aplaudieron y celebraron cuando la nave tocó tierra.

    “Voy a ser honesto, comencé a llorar porque estaba muy nervioso. También estaba rezando”, dijo el pasajero Albert Weiter en el área de reclamo de equipaje.

    La línea aérea ubicó a los pasajeros en hoteles mientras el avión era reparado. Se espera que el vuelo emprenda su rumbo a tierras alemanas a las 6:30 p.m. del lunes.