Filadelfia

Rescates, inundaciones y pérdidas por intensas lluvias en la región

Cada año hay alrededor de un uno por ciento de probabilidad de ver tanta lluvia.

Telemundo

Las fuertes tormentas impulsadas por las condiciones del tiempo cálido y húmedo del lunes provocaron inundaciones generalizadas mayormente en Bucks County, el sur de Nueva Jersey y Filadelfia.

Las inundaciones provocaron el cierre de varias carreteras importantes y rescates acuáticos en toda la región, incluida Bristol Pike en el condado de Bucks, Vine Street Expressway en Center City, así como la ruta 63 y la ruta 13 cerca de Street Road en el noreste de Filadelfia. Además, varias viviendas quedaron sumergidas en agua.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo que entre 15 y 25 centímetros de lluvia cayeron en tres o cuatro horas en los vecindarios cercanos al río Delaware en los condados de Bucks y Burlington.

"Se estima que será una inundación de 100 años”, tuiteó la agencia.

La estimación de inundaciones de 100 años significa que cada año hay alrededor de un uno por ciento de probabilidad de ver tanta lluvia.

Hubo una emergencia por inundación repentina en los condados de la zona baja de Bucks / Far NW Burlington y áreas adyacentes hasta las 9:00 p.m. Esto está reservado para situaciones de inundación particularmente peligrosas y normalmente se emite solo una o dos veces al año en nuestra área.

Desde el lunes por la tarde hasta la noche, hubo informes de inundaciones y rescates de agua en el condado de Bucks después de que los vehículos se sumergieran en el agua a lo largo de Bristol Pike.

Noticias del Tiempo

Historias de las condiciones del tiempo en nuestra zona tri-estatal.

Tormentas eléctricas y posibilidad de tornados para el área triestatal

Sol agradable con poca actividad en la región

Un residente de Bristol, condado de Bucks, tenía alrededor de un pie de agua en su sótano después de las lluvias, y todo su patio trasero se inundó.

"He estado aquí 38 años y nunca vi tanto a la vez", dijo Jim Camppell de Bristol a nuestra cadena hermana NBC10.

Ray Herzog tuvo que bombear agua de su casa de Bristol con una manguera. Pero sabía que el daño ya estaba hecho.

"Es malo. Está flotando. Está destruido", dijo Herzog. "La mayor parte probablemente está destruida".

Christine Cagnetti condujo hasta Wilson Avenue cuando se enteró de que su hija y su nieta de dos meses estaban atrapadas en un automóvil que estaba atascado en el agua de la inundación.

"Ellos pensaron que era sólo un pequeño charco y lo atravesaron y aquí estamos", dijo. "Solo necesitaba llegar a ellos porque estaba preocupada por ellos".

Los tres salieron a salvo.

La Cruz Roja Americana ayudó durante la noche a 56 personas que fueron evacuadas a un refugio establecido en la escuela secundaria Snyder en Bensalem, Pensilvania.

El agua había retrocedido durante la noche, pero los residentes se despertaron el martes por la mañana para inspeccionar los daños y los escombros a lo largo de los arroyos Poquessing y Neshaminy y en sus propios sótanos y patios.

Las tormentas también cerraron el servicio ferroviario regional de SEPTA en las líneas Wilmington, Trenton y Chestnut Hill West.

El equipo meteorológico emitió una Primera Alerta por tormentas fuertes a severas con vientos dañinos y lluvias torrenciales para Filadelfia, los suburbios de Pensilvania y el sur de Nueva Jersey, los condados de Lehigh Valley, Berks y New Castle hasta la medianoche.

El noreste de Filadelfia también se vio especialmente afectado por graves inundaciones, automóviles sumergidos en el agua y varios rescates.

Savannah Schlauch tuvo que ser salvada por los bomberos que respondieron después de que evacuó su casa.

"Todo alrededor de mi cama y todo estaba lleno de agua y charcos", dijo.

Los botes de rescate viajaron de un lado a otro durante horas por toda la región.

En el condado de Burlington, Nueva Jersey, Jignesh Gozi corrió para rescatar a su esposa cuando su automóvil murió en el agua. Afortunadamente, pudo ponerla a salvo.

Junto con las inundaciones repentinas, las tormentas también trajeron vientos dañinos, lluvias intensas y relámpagos.

Un poco de sol alimentó las condiciones tormentosas durante el día, ya que las temperaturas subieron a los 90 y se sentían alrededor de los 100 o más calientes. El aire se sentía casi tropical con puntos de rocío muy altos. Gran parte de la región de Filadelfia estuvo bajo advertencia de calor el lunes.

El martes se esperan más tormentas dispersas en la tarde, sin embargo, no se espera que esas tormentas sean tan severas.

Contáctanos