Aviones saudíes atacan a rebeldes yemeníes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Aviones saudíes atacan a rebeldes yemeníes
    El reino saudí desplegó 100 aviones de combate, 150,000 soldados y otras unidades de marina, según la cadena Al-Arabiya, de propiedad saudí.

     SANÁ, Yemen - Ataques aéreos saudíes bombardearon instalaciones militares en Yemen controladas por los rebeldes chiíes que avanzaron sobre el sur del país e hicieron huir al presidente, según fuentes de seguridad en el país.

     

    Arabia Saudita bombardea a rebeldes de Yemen

    Arabia Saudita bombardea a rebeldes de Yemen
    El reino saudí desplegó 100 aviones de combate, 150,000 soldados y otras unidades de marina, según la cadena Al-Arabiya, de propiedad saudí.
    (Publicado jueves 26 de marzo de 2015)

    El reino saudí desplegó 100 aviones de combate, 150,000 soldados y otras unidades de marina, según la cadena Al-Arabiya, de propiedad saudí.

     

    Escenas de televisión sobre la ofensiva militar iniciada el jueves, emitidas por la cadena saudí Al-Hadath TV, mostraban luces brillantes y lo que parecía el sonido de fuego de ametralladoras.

     

    [Relacionado: presidente de Yemen en paradero desconocido]

     

    El Ministerio iraní de Exteriores, por su parte, afirmó el miércoles que la ofensiva aérea es un "paso peligroso" que empeorará la crisis. La portavoz del ministerio Marzieh Afjam no identificó en sus declaraciones a Arabia Saudí, pero describió la operación como una "invasión".

     

    La marcha del presidente Abed Rabbo Mansur Hadi, estrecho aliado de Estados Unidos, y la inminente caída de la ciudad portuaria de Aden llevaron a Yemen más cerca de un violento colapso. También amenazaron con convertir el empobrecido pero estratégico país en otra batalla indirecta entre las potencias suníes de Oriente Medio y la chií Irán.

     

    El embajador saudí en Estados Unidos, Adel al-Jubeir, anunció la operación en una rueda de prensa. El diplomático dijo que su gobierno había consultado con Estados Unidos y otros aliados, pero que el ejército estadounidense no estaba directamente involucrado en las operaciones.

     

    Guerra contra el Estado Islámico: se desarrolla en muchos frentes.  Este recuento en imágenes te ayudará a comprenderla. También puedes hacer click en la imagen  para acceder a la galeria de fotos.

     

    La Casa Blanca informó el miércoles que el presidente Barack Obama ha autorizado apoyo logístico y de inteligencia para las operaciones militares saudíes, pero no participaba en los ataques de forma directa.

     

    Otros países vecinos colaboraron con la operación saudí. Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Catar y Bahréin publicaron con Arabia Saudí un comunicado conjunto emitido por la Agencia de Prensa Saudí, indicando que responderían a la petición de Hadi "de proteger Yemen y a su querido pueblo de la agresión de las milicias hutíes que eran y son una herramienta en manos de potencias extranjeras que no dejan de interferir con la seguridad y estabilidad de la Yemen fraterna". Omán, el sexto miembro del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico, no firmó el acuerdo.

     

    También Egipto anunció apoyo político y militar. "Ahora hay coordinación en marcha con Arabia Saudí y los hermanos países del Golfo sobre los preparativos de participar con las fuerzas aérea y naval egipcias, y con tropas de tierra si es necesario", señaló el país en un comunicado recogido por la agencia estatal de noticias.

     

    Además, Pakistán, Jordania, Marruecos y Sudán se sumarán a la iniciativa, señaló la Agencia de Prensa Saudí.

     

    Arabia Saudí y sus aliados del golfo Pérsico creen que los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, son instrumentos de Irán para tomar el control de Yemen, y afirmaron que quieren una toma rebelde del país. Los hutíes niegan tener apoyo de Irán.

     

    Yemen corre el riesgo de fragmentarse, ya que los hutíes controlan buena parte del norte del país, incluyendo la capital, Saná, y varias provincias en el sur. En los últimos días tomaron la tercera ciudad más grande, Taiz, y gran parte de la provincia de Lahj, que se encuentran justo al norte de Aden.

     

    Los hutíes tienen el apoyo de Saleh, el autócrata que gobernó Yemen durante tres décadas hasta que fue expulsado en un alzamiento de la Primavera Árabe en 2011. Algunas de las unidades mejor entrenadas y equipadas del ejército permanecieron leales al líder autoritario, y han ayudado a los hutíes en su rápido avance.

     

    Hadi fue de Saná a Aden este mes tras escapar del arresto domiciliario impuesto por los hutíes, que tomaron la capital hace seis meses. En Aden había intentado presentar su última resistencia, designándola como sede temporal de lo que quedaba de su gobierno con el apoyo de milicias aliadas y unidades leales del ejército.

     

    Cuando los hutíes y fuerzas de Saleh le cercaron por varios frentes, Hadi huyó el miércoles con sus asesores en dos embarcaciones por el golfo de Adén, según fuentes de seguridad y autoridades portuarias. Las fuentes no pudieron aclarar cuál era su destino.