Café en el cementerio: madre urge que esclarezcan muerte

Luis Alicea falleció a tres días de cumplir 30 años justo al frente de una barbería.

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Madre abnegada urge justicia por muerte de hijo

    Una madre puertorriqueña sigue urgiendo a las autoridades a que esclarezcan la muerte a tiros de su hijo hace dos años al salir de una barbería al norte de Filadelfia.

    (Publicado lunes 18 de marzo de 2019)

    El dolor por la pérdida de uno de los suyos, tiene a una familia del norte de Filadelfia en vilo. Y es que a dos años sin esclarecer la muerte de Luis Alicea, de 29 años, los allegados claman justicia y urgen acción inmediata tanto de las autoridades como del responsable.

    “Dios sabe que perdoné al que le hizo eso a mi hijo y lo digo con dolor en el alma. Le pido que tenga el valor y se entregue y diga lo hice por tal razón o me mandaron”, destacó la madre del occiso Carmen Alicea.

    Según la mujer, su vástago era productor musical y fue baleado mortalmente al salir de una barbería el 18 de noviembre de 2016, tres días de cumplir los 30 años.

    “Hay un tip de $20 mil por quien hable anónimo con la Policía. Por favor llamen, todos los que tenemos hijos sabemos lo que es este dolor. No quiero que ningún padre pase por lo que hemos pasado”, agregó la progenitora.

    Explicó que hizo dos eventos, una marcha y una misa, para conmemorar los años de la perdida y que todos los amigos del fallecido llenaron las instancias. “A mi hijo lo quería mucha gente”, dijo.

    Su ímpetu va al punto de que semanalmente visita la tumba de su hijo en el cementerio y se lleva “un termito de café” porque esa era la bebida que ambos compartían juntos. Es en la preparación del brebaje que la mujer no se despide de los recuerdos que tiene de su vástago para quien tiene un altar improvisado en la vivienda familiar.

    A Alicea le sobrevivieron dos hijos, de 11 y cinco años. “El mayorcito me dice que en algún momento su papá va a entrar por la puerta y yo le explico que se fue con papito Dios”.

    “No hay palabras, porque esto es como cuando uno se da un tajo, que el arde tanto y se echa alcohol, y el ardor se queda ahí. Eso se queda ahí, y no creo que nadie, ni nosotros, ni otros padres, pueden bregar con ese dolor y a la vez rabia al que no nos digan que fue lo que pasó”. La madre sostuvo que cada vez que llama al detective encargado del caso, cuyo nombre no reveló, nunca puede atenderla.

    Este caso se mantiene abierto y bajo investigación. El que tenga detalles adicionales puede comunicarse con la Policía de Filadelfia.

    ¡Llévanos contigo! Síguenos en Facebook o Twitter y haz click aquí para descargar la aplicación de Telemundo 62 completamente gratis. Donde quieras, cuando quieras.