Crean primer robot cuadrúpedo que da saltos atrás

DÍAS
HORAS
MINUTOS
SEGUNDOS

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    MIT crea primer robot que da salto atrás

    Mira el video de cómo demuestra sus capacidades. Video: MIT

    (Publicado lunes 4 de marzo de 2019)

    El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) nos tiene acostrumbrados a desarrollar invenciones impactantes, y cuando se trata de robots, tratan de llevar sus capacidades al extremo.

    Por ello con bombos y platillos la institución reveló su nuevo robot mini Cheetah capaz de hacer algo que según ellos, ningún otro robot hizo antes, dar saltos atrás y caer parado, como muestra el video revelado por el MIT.

    "Es elástico y ligero, con un rango de movimiento que compite con un campeón de gimnasta. El enérgico cuatro patas puede doblarse y balancear sus piernas, lo que le permite caminar con su estructura hacia arriba o hacia abajo. El robot también puede trotar sobre terrenos irregulares aproximadamente el doble de rápido que la velocidad de caminata de una persona promedio", explica el MIT.

    Agrega que pesa tan solo 20 libras y aunque le hagan una zancadilla o lo empuje por un costado, el ágil cuadrúpedo puede enderezarse rápidamente con sus codos con un rápido giro similar al kung-fu. 

    Quizás lo más impresionante es su capacidad para realizar un giro de 360 grados y caer de pie. Los investigadores afirman que el mini guepardo está diseñado para ser "virtualmente indestructible", recuperándose con poco daño, incluso si una voltereta hacia atrás termina mal.

    "En el caso de que sele rompa una extremidad o un motor, está diseñado teniendo en cuenta la modularidad: cada una de las patas del robot se alimenta de tres motores eléctricos idénticos y de bajo costo que los investigadores diseñaron con piezas listas para usar. Cada motor se puede cambiar fácilmente por uno nuevo", explican.

    Según el MIT, para el desarrollo del robot el equipo de ingenieros escribió otro código de computadora para hacer que se estirara y retorciese en varias configuraciones similares al yoga, mostrando su rango de movimiento y la capacidad de rotar sus extremidades y articulaciones mientras mantiene el equilibrio.

    Este robot es más que una versión en miniatura de su predecesor, el Cheetah 3, un robot grande, pesado y formidable, que a menudo necesita ser estabilizado con correas para proteger sus costosas piezas diseñadas a medida, aclara el MIT en un comunicado.

    Mientras tanto, el equipo del MIT está desarrollando otra maniobra, incluso de mayor impacto.

    "Estamos trabajando ahora en un controlador de aterrizaje, la idea es que quiero poder recoger el robot y lanzarlo, y simplemente aterrizar", dice Benjamin Katz, jefe del proyecto. “Digamos que quieras tirar el robot a través de una ventana de un edificio y que explorara el interior del edificio. Podrías hacer eso".