Inmigración

Inmigración

Trump culpa a demócratas por fracaso de plan migratorio

El último proyecto de ley presentado en el Senado recibió 54 votos a favor y 45 en contra.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Fracasan esfuerzos por legalizar a los dreamers

    Los jóvenes indocumentados continúan en un limbo tras los fallidos proyectos de ley del Congreso. (Publicado viernes 16 de febrero de 2018)

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó el jueves a la oposición demócrata de no "tomarse en serio" la reforma migratoria que nuevamente fue rechazada en el Senado y que se centra en parte en incluir la regularización de jóvenes indocumentados.

    "Los demócratas en el Senado han demostrado otra vez que no se toman en serio (el programa) DACA, que no se toman en serio la reforma migratoria y que no se toman en serio la seguridad nacional", afirmó la Casa Blanca en un comunicado.

    DACA es un programa migratorio que creó el anterior presidente, Barack Obama, en 2012 y que Trump canceló en septiembre del año pasado, dejando en el limbo a sus beneficiarios.

    El programa otorgó permisos de trabajo y residencia a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers". 

    Esta semana el Senado abrió el debate sobre la reforma migratoria que debe resolver la situación de estos y otros jóvenes, pero la Cámara Alta tumbó este jueves todas las propuestas que se habían presentado.

    La que Trump apoyaba, que incluía regularizar a 1.8 millones de indocumentados, $25,000 millones para construir el muro con México, terminar con la lotería de visados y con el sistema de reagrupación familiar, recibió 39 votos a favor y 60 en contra.

    Más cerca estuvo de ser aprobada otra propuesta que tan solo incluía los dos primeros puntos (regularización de soñadores y dinero para el muro), con 54 votos a favor -se necesitan 60 para su aprobación- y 45 en contra.

    Trump acusó en el comunicado a los demócratas de "alinearse con un sector extremista" bloqueando su propuesta, "que los estadounidenses apoyan abrumadoramente".

    Asimismo, la Casa Blanca anunció que el siguiente paso a seguir después del desacuerdo en el Senado será el voto a la propuesta presentada por los republicanos en la Cámara Baja, más restrictiva que el plan de Trump.