Demócratas vuelven a la carga contra veto migratorio de Trump

Este lunes se cumplen tres años de la aprobación del primer veto migratorio de Trump a algunos países de mayoría musulmana. 

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California
Getty Images

La presidenta de la Cámara Baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció este lunes un nuevo proyecto de ley para revocar el veto migratorio del mandatario estadounidense, Donald Trump, hacia refugiados y ciudadanos de países de mayoría musulmana y para dificultar la imposición nuevas restricciones.

"En las próximas semanas, el Comité Judicial de la Cámara Baja revisará y presentará en el hemiciclo un proyecto de ley antiveto para prohibir la discriminación religiosa en nuestro sistema migratorio y la capacidad del presidente de imponer unas restricciones tan parciales como estas", expresó la dirigente demócrata en un comunicado.

La iniciativa, adelantada en abril por la legisladora progresista Judy Chu, propone acabar con el veto actual e impedir que el Gobierno introduzca nuevas restricciones sin presentar ninguna justificación y sin consultarlo con el Congreso, además de plantear prohibir la discriminación religiosa.

Precisamente este lunes se cumplen tres años de la aprobación del primer veto migratorio de Trump a algunos países de mayoría musulmana. El presidente de EE.UU. ha anunciado que iba a haber nuevas restricciones, sin especificar cuáles serían los afectados.

Algunos medios locales afirmaron que esos países serían Bielorrusia, Birmania, Eritrea, Kirguistán, Nigeria, Sudán y Tanzania.

En junio de 2018, el Tribunal Supremo de Estados Unidos respaldó con una fuerte división el veto migratorio de Trump, pese a las alegaciones de que apuntaba especialmente a países de mayoría musulmana.

La corte falló así a favor de la tercera prohibición de viaje promulgada por el mandatario desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 y que afecta a Libia, Irán, Somalia, Siria y el Yemen e impone restricciones a los venezolanos y los norcoreanos. EFE

Contáctanos