Último adiós a universitaria quien se confundió de Uber

Samantha Josephson abordó el vehículo incorrecto y fue hallada muerta días después.

Familiares, amigos y colegas abarrotaron un templo de Nueva Jersey el miércoles para despedirse de la joven estudiante universitaria que fue brutalmente asesinada cuando se subió al auto equivocado, pensando que era su Uber.

Samantha Josephson, una joven de 21 años de Robbinsville Township que asistía a la Universidad de Carolina del Sur, fue asesinada la semana pasada después de disfrutar de una salida con amigos. Ella había solicitado un Uber para regresar a casa y se metió en otro vehículo por equivocación.

En una declaración redactada a nombre de la familia de la joven asesinada, su primo, Seth Josephson, dijo que "la tristeza nunca terminará".

"Puede desvanecerse en el futuro, pero siempre dejará un agujero en el corazón", dijo Seth sobre su prima.

En una vigilia realizada antes del funeral, Josephson fue recordada como una chica llena de energía, generosa y amante de la diversión, que iluminaba cada lugar al que iba.

Josephson cursaba en su último año en la Universidad de Carolina del Sur y estaba lista para ir a la escuela de leyes.

Su novio, Greg Corbishley, recordó la última conversación que tuvo con ella, en la que, contó, ella le agradeció por haberla dejado ser ella misma.

"Incluso en el corto tiempo que estuvo aquí, a cuántas personas impactó positivamente con su energía", dijo Corbishley.

Tres días después, ella estaba muerta. El cuerpo de Josephson fue hallado en una zona rural a las afueras de Columbia, Carolina del Sur, el 29 de marzo. La oficina del médico forense determinó que murió por "múltiples lesiones de fuerza aguda".

Días después, Nathaniel David Rowland, de 25 años, fue acusado de secuestro y asesinato en relación con la muerte de Josephson.

Según los investigadores, se encontraron grandes cantidades de sangre de Josephson y su teléfono celular dentro del auto de Rowland. Las autoridades también encontraron un contenedor de lejía líquida, limpiador de ventanas y toallitas desinfectantes.

Josephson planificaba continuar sus estudios en la Universidad de Drexel, según su familia.

Seymour Josephson, el padre de Samantha, prometió dedicar su vida a mejorar la seguridad de los servicios de viaje compartido.

"Samantha estaba sola. No tenía ninguna posibilidad. Ninguna. La puerta estaba cerrada con llave, las cerraduras de seguridad para niños estaban cerradas. No tenía ninguna posibilidad", dijo durante una vigilia realizada el domingo.

Su primo, Seth, se hizo eco de esas palabras en el funeral de la joven y dijo que espera que la "comunidad de viajes compartidos aprenda de esto y corrija los errores cometidos".

Catalogó a Rowland como un "animal" e instó a los servicios de viajes compartidos como Uber y Lyft a "ajustar su modelo de negocio para crear más responsabilidad".

Anteriormente, Uber emitió una declaración en la que decía que había estado trabajando con las autoridades locales y los campus universitarios de todo el país durante años para educar a las personas sobre la seguridad de compartir viajes.

"Todos en Uber están devastados al conocer de este crimen indescriptible, y nuestros corazones están con la familia y los seres queridos de Samantha Josephson", leía la declaración. "Nos mantenemos enfocados en aumentar la conciencia pública sobre este tema increíblemente importante”.

Contáctanos