Pensilvania

Heces fecales habrían detonado brote de Hepatitis A

Los vecinos se quejaron de los desperdicios, incluso de heces humanas, que dejan los indigentes en la zona.

Decenas de personas acudieron a participar de una vacunación masiva en un parque pasivo del sector de Kensington en Filadelfia tras el anuncio de un brote de la enfermedad Hepatitis A.

Y es que las autoridades de salubridad le atribuyen el ascenso en contagios a la crisis de opioides y a los indigentes en esa zona del norte de la ciudad en particular. Si bien invirtieron en sacar a los adictos y desamparados de los puentes y hasta el lugar debajo de los rieles del tren conocido como, The Tracks, ahora deben de hacerlo de las calles y los patios de los vecinos.

No son solo las personas sin hogar las que se han contagiado, sino activistas y miembros de la comunidad que ayudan a limpiar las calles y los espacios comunes los que también han confirmado síntomas.

Según el Departamento de Salud de Pensilvania los contagios aumentaron en un 80% en comparación con el 2018.

La vacunación se llevó a cabo en el parque pasivo McPhearson de 10:00 a.m. a 2:00 p.m., pero si considera que está en riesgo y no pudo acudir el martes pude hacerlo al mismo lugar el próximo jueves.

Una madre de tres, que estaba por la zona, sostuvo que “es preocupante no sabe uno cuando le va a tocar ni cuándo ni cómo”.

Daimyn Arroyo, otra de las residentes del sector, sostuvo que “se inyectan, hacen sus necesidades cerca de los carros, lo hacen todo frente a los niños y no respetan”, en referencia a la invasión de desamparados.

Con la crisis de opioides en mente el alcalde Jim Kenney y parte de su grupo de trabajo partieron rumbo a Vancouver y Toronto en Canadá para visitar los centros de inyección segura y como estos ayudan a controlar la violencia y la crisis en ese país.

Contáctanos