Violencia armada provoca temor al recogido de dulces

Prefieren quedarse en casa.

La violencia armada en Filadelfia provocó que decenas de padres de familia y sus pequeños teman salir la Nohce de Brujas para el tradicional recogido de dulces.

Después de los actos delictivos que cobraron la vida de una pequeña, de dos año,s y un niño, de 11 meses, algunos vecinos dijeron que no saldrán a la calle a pedir golosinas con sus niños.

La cuadra en donde ocurrió el asesinato de Nikolette Rivera, North Water Street, parecía desolada el miércoles.

“Yo siento que algo va a pasar cuando esté caminando”, dijo Deily Ortiz, residente del área, a Telemundo 62. “No quiero salir sola porque algo puede pasar por las calles”.

Este también es el sentir de su abuela, quien dijo que se rehusa a ser parte de la noche de brujas, ya que en las últimas semanas han sido de luto y dolor para quienes viven por la calle Water.

“No pueden salir a trick or treat como ellos quieren, a recoger sus dulces, porque no se sienten seguros”, dijo Carmen Torres.

Por su parte, Alberto Soto, quien vive en la cuadra 5700 de la calle Hope, dijo que el año pasado se escucharon tiros mientras los niños pedían caramelos, y dos hermanitos resultaron heridos.

“No les recomiendo a ellos que salgan, que hagan otras actividades como compartir en familia”, dijo.

Contáctanos