Piden pena capital por asesinato de niño

Buscan pena de muerte para presuntos asesinos de niño

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Piden pena capital por asesinato de niño

    Los fiscales están solicitando la pena de muerte para una pareja de Pensilvania, acusada de torturar hasta la muerte al niño Scotty McMillan, de tres años.

    La madre del niño, Jillian Tait, el novio de ella, Gary Fellenbaum, y la esposa separada de éste, Amber Fellenbaum, fueron instruidos de sus cargos formalmente el miércoles. Se pidió la pena de muerte para la madre y el novio.

    Gary Fellenbaum y Tait enfrentan cargos de asesinato en primer grado, poner en peligro a un niño, agresión y cargos relacionados a la muerte del pequeño en West Caln.

    Los tres sospechosos han permanecido aislados en la cárcel, dijeron los fiscales.

    Según los fiscales, el novio de la madre torturó al niño de tres años hasta la muerte, colgándolo de los pies, golpeándolo con un látigo, amarrándolo a una silla y dándole golpes tan fuertes que cuando el menor terminó en la sala de emergencias, las enfermeras “lloraron”.

    “Déjeme contarle sobre una historia de horror americana. El pequeño Scotty McMillan está muerto”, dijo el Fiscal de Distrito del Condado Chester, Thomas Hogan, mientras anunciaba los cargos en el caso.

    “Durante un periodo de tres días, fue sistemáticamente torturado y golpeado hasta la muerte”, dijo Hogan. “Recibió puños en la cara y el estómago, fue azotado con un látigo casero y con una varilla de metal, amarrado a una silla y golpeado, colgado de sus pies y golpeado, su cabeza fue estrellada contra una pared, y al final tenía heridas sobre heridas en todo su cuerpo”, fue parte de la horrorosa descripción.

    La policía supo sobre el maltrato luego de que Amber Fellenbaum llamó al 911 para informar que el niño no respondía, según los investigadores.

    Ya era muy tarde, y Scotty murió antes de llegar al hospital, se informó.

    “Cuando su cuerpo entró a la sala de emergencias, las enfermeras, que ven muchas cosas terribles, lloraron”, dijo Hogan.

    El Fiscal de Distrito y los investigadores mostraron fotos de algunas de las armas que, alegan, Fellenbaum, de 23 años, utilizó contra Scotty, mientras Tait, de 31, a veces miraba y se reía.

    La policía alega que Fellenbaum conoció a Tait en una tienda Walmart, donde trabajaban juntos.

    Según los investigadores, Tait y sus dos hijos, Scotty y otro de seis años, se mudaron con Fellenbaum a mediados de octubre, y el abuso comenzó poco después.

    En la noche que Scotty murió, Tait dijo a la policía que ella y Fellenbaum dejaron al niño en un colchón para que pudiera dormir, y luego fueron a buscar una pizza. Cuando regresaron, dijo Tait, Scotty no respondía, según una querella criminal.

    Según los investigadores, en ese momento, Tait dijo a la policía que ella y Fellenbaum mantuvieron relaciones sexuales y luego ella tomó una siesta.

    Luego de despertar a eso de las 7:30 p.m., Tait dijo que encontró a Scotty sin respiración y gritó para que alguien llamara al 911. Fue entonces que Amber Fellenbaum hizo la llamada y los paramédicos llegaron.

    El hijo de seis años de Tait, y una criatura de 11 meses de Amber Fellenbaum, fueron removidos por el condado.