Terror ante sangriento robo en lavandería