Vecinos preocupados por sangriento crimen