Pensillvania

Buscan ampliar la declaración de emergencia de opioides

Tom Wolf dijo que planea una renovación de la declaración de emergencia por desastre emitida por primera vez en enero de 2018.

FILE - This Aug. 29, 2018, file photo shows an arrangement of Oxycodone pills in New York. The three biggest U.S. drug distribution companies and the drugmaker Johnson & Johnson are on the verge of a $26 billion settlement covering thousands of lawsuits over the toll of opioids across the U.S., two people with knowledge of the plans told The Associated Press. The settlement involving AmerisourceBergen, Cardinal Health and McKesson is expected this week. A $1 billion-plus deal involving the three distributors and the state of New York was planned for Tuesday, July 20, 2021.
AP Photo/Mark Lennihan, File

El gobernador de Pensilvania, Tom Wolf les urgió a los legisladores estatales que regresen a Harrisburg dentro de un mes para extender una emergencia por desastre en todo el estado destinada a ayudar a detener la crisis de adicción a los opioides en el estado.

En una carta a la Asamblea General, Tom Wolf dijo que el cinco de agosto planea una renovación de la declaración de emergencia por desastre emitida por primera vez en enero de 2018. Pidió a los legisladores "considerar regresar" para extender la declaración antes del 26 de agosto "para permitir una renovación de nuestros esfuerzos colectivos en este espacio y una continuación de este trabajo vital".

El gobernador ya no puede extender unilateralmente la declaración de emergencia por desastre de 90 días, algo que había hecho más de una docena de veces, luego de la aprobación de los votantes en mayo de una enmienda constitucional estatal que frena los poderes de emergencia de un gobernador en Pensilvania.

Las declaraciones de emergencia ahora terminan después de 21 días y los legisladores tienen la autoridad exclusiva para extenderlas o terminarlas en cualquier momento con una mayoría simple de votos. Los gobernadores podían emitir previamente una declaración de emergencia por hasta 90 días y extenderla sin límite, y se requería una mayoría de dos tercios de los legisladores para poner fin a tales declaraciones.

La declaración de desastre de opioides amplió el acceso al programa de control de medicamentos recetados del estado y facilitó que los profesionales médicos lograran que las personas recibieran tratamiento por drogas más rápidamente. El gobernador dijo que su administración y los legisladores habían trabajado juntos en la revisión del programa de monitoreo y en los límites de prescripción, aumento del acceso al tratamiento y métodos seguros de eliminación de medicamentos recetados innecesarios.

Wolf dijo que muchas cosas que originalmente se hicieron bajo la autoridad de la declaración ahora se hacen por otros medios, como la autoridad del poder ejecutivo, pero la declaración aún es necesaria para permitir que el departamento de salud siga compartiendo la información del programa de monitoreo de medicamentos recetados con otras agencias.

La pandemia de coronavirus, dijo, no solo ha traído muerte y sufrimiento, así como dificultades financieras y aislamiento, sino también "un aumento desgarrador en las sobredosis de opioides en todo el país". La tasa de sobredosis de opioides de Pensilvania aumentó un 16% el año pasado, dijo.

Contáctanos