Huyen de la devastación amparados en “nuevas oportunidades”

La familia de Naguabo huyó de la devastación al verse incapacitada de proveerle lo escencial a sus hijas.

14 fotos
1/14
Getty Images.Sandy Huffaker
Una familia puertorriqueña de Naguabo se instaló con allegados en Camden, Nueva Jersey tras haber sobrevivido, contra viento y marea las inclemencias del tiempo en la isla. Lo dejaron todo confiados en su Dios y en que sus hijas prodán adaptarse y ellos hallar trabajo.
2/14
Getty Images.Sandy Huffaker
Una familia puertorriqueña de Naguabo se instaló con allegados en Camden, Nueva Jersey tras haber sobrevivido, contra viento y marea las inclemencias del tiempo en la isla. Lo dejaron todo confiados en su Dios y en que sus hijas prodán adaptarse y ellos hallar trabajo.
3/14
Las niñas de la pareja, Grace y Valeria Santana, ingresaron a la escuela en Nueva Jersey. Su mayor reto es el idioma, pero están "contentas".
4/14
Daniel Walderrama: "El primer día yo les cociné, pero ya el segundo les dije aquí está la nevera y hagan lo que quieran. Están en familia".
5/14
Getty Images
Joyce Walderrama: "El inglés se les hace un poquito más difícil y he visto que están más contentas”. La mujer dijo que la prioridad era la educación de sus niñas y el conseguir un trabajo en busca de estabilizarse.
6/14
Juan Santana: “Es frustrante el tener una esposa y dos hijos que mantener… al no haber trabajo uno dice como lo voy a hacer para sostenerlas”.
7/14
“Mi esposo se arrodillaba, clamaba, volvía y se levantaba y dijo: Señor estamos en tus manos”. dijo Joyce Walderrama sobre su experiencia durante el Huracán María.
8/14
Las menores han empezado a contar en inglés y la prioridad de los padres es que puedan acoplarse al nuevo estilod e vida.
9/14
“La presión del aire era tanta que nos dolían los oídos”, relató Joyce Walderrama. .
10/14
Joyce Walderrama: “Inmediatamente que empezaron a romperse los cristales y nos preocupamos porque se estaba estremeciendo la estructura de la casa”.
11/14
Joyce Walderrama: “Inmediatamente que empezaron a romperse los cristales y nos preocupamos porque se estaba estremeciendo la estructura de la casa”.
12/14
La familia tuvo que lidiar con los fuertes vientos y la inundación de su vivienda.
13/14
Getty Images
Las pérdidas y la falta de empleo fueron incalculables. También la escasez de alimentos y agua potable.
14/14
Family Photo Courtesy of Lindsay Maphet
Esta es una imagen del salón de clases donde Joyce Walderrama fungía como maestra. La mujer asegura que pasará mucho tiempo para que pueda fungir como educadora.
Contáctanos