Filadelfia

Líderes dieron visto bueno a gases lacrimógenos para dispersar manifestantes

Los gases fueron lanzados el pasado primero de junio en la Interestatal 676.

Telemundo

Líderes de alto rango en Filadelfia, incluidos el alcalde Jim Kenney, la comisionada Danielle Outlaw y el jefe de bomberos Adam Thiel, aprobaron el uso de gases lacrimógenos para dispersar al menos una de las manifestaciones en contra del racismo.

Esto se dio a conocer en las vistas públicas que llevo a cabo el Concejo Municipal para el presupuesto del Departamento de la Policía el siguiente año fiscal.

En las vistas dle concejo municipal de Filadelfia la comisionada Danielle Outlaw defendió el aumento de $14 millones a la uniformada.

La determinación de utilizar la mentada táctica para dispersar a los protestantes provino de un grupo de comando unido, según testificó el gerente citadino Brian Abernathy ante preguntas de la concejal Helen Gym.

El hecho tuvo lugar el tercer día de protestas masivas en Filadelfia, el pasado primero de junio.

La concejal Gym también fue enfática en hacerle la misma pregunta a la comisionada Danielle Outlaw sobre “específicamente quien estuvo involucrado en la determinación del gas en I-676”. A lo que la jefa policial respondió “se están generando reportes del acto. La determinación provino del comando unido y fue una medida de invasión mínima que no radica en lo letal”.

Abernathy enumeró los que completan el comando unido, entre los que figura él mismo, así como el jefe de los empleados del alcalde, Jim Engler, el subgerente Tumar Alexander y el solicitador del cabildo Marcel Pratt.

“Fue una decisión tomada en conjunto para evitar el uso de la fuerza letal y lo dejamos en manos del comando que estaba en la calle al momento de los hechos”, apunó el generante.

Los gases lacrimógenos fueron utilizados a la hora pico del tránsito vespertino para dispersar decenas de manifestantes que terminaron acorralados en uno de los elevados del Expreso Vine Street.

Imágenes de personas afectadas por los mismos se tornaron virales en las redes sociales.

Las declaraciones vienen por el debate entre si aprueban o no el presupuesto de $14 millones de aumento para la uniformada. De hecho, 14 de los 17 concejales desaprueban el aumento y le enviaron una carta al alcalde Kenney bajo la frase "Filadelfia no puede respirar" haciendo alución a la muerte del afroamericano George Floyd bajo la custodia de la Policía.

En las vistas públicas para el aumento de presupuesto en la Policía de Filadelfia los cuestionamientos llevaron a la revelación de que tanto el alcalde como la comisionada policial aprobaron el uso de gases contra manifestantes.
El Concejo Municiapl de Filadelfia discute el presupuesto para el año fiscal para la Policía luego del reclamo contendente de las comunidades.
Contáctanos