accidente mortal

Niña hispana muere en medio de aparatoso accidente

Jaremy Vázquez figura entre las víctimas del choque en el Pennsylvania Turnpike.

Telemundo

Una niña hispana murió en medio de un aparatoso accidente ocurrido la madrugada del domingo en el Pennsylvania Turnpike.

El incidente dejó como saldo cinco fatalidades y 60 personas heridas.

La colisión ocurrió cuando un autobús perdió el control en una colina y rodó, provocando una reacción en cadena que involucró a tres tractores remolques y un automóvil de pasajeros.

Las autoridades identificaron a las cinco víctimas como Shuang Qing Feng, un conductor de autobús de 58 años de Flushing, Nueva York; Eileen Zelis Aria, una pasajera de 35 años del Bronx; Jaremy Vázquez, una niña de nueve años, de Brooklyn; Dennis L. Kehler, un conductor de UPS de 48 años de Lebanon, Pensilvania; y Daniel J. Kepner, un conductor de UPS de 53 años de Lewistown, Pensilvania.

"Daniel Kepner, de 53 años, tenía cinco años de servicio y Dennis Kehler, de 48 años, tenía 28 años de servicio", escribió un portavoz de UPS. "Ambos iban juntos en un vehículo con remolque fuera de nuestro centro de operaciones de Harrisburg, Pensilvania. Se echará de menos a nuestros conductores y nuestros pensamientos y oraciones estarán con sus familias".

Se espera que las víctimas lesionadas, que están entre los siete y 67 años, sobrevivan, aunque dos de ellos permanecen en estado crítico, dijeron las autoridades y funcionarios del hospital. El accidente, que ocurrió a las 3:40 a.m. en un tramo montañoso y rural de la carretera interestatal, a unas 30 millas al este de Pittsburgh, provocó que la carretera fuese cerrada en ambas direcciones durante varias horas. La vía fue reabierta el domingo por la noche.

El autobús viajaba desde Rockaway, Nueva Jersey, hacia Cincinnati, Ohio, informó el portavoz de la Policía Estatal de Pensilvania, Stephen Limani.

Añadió que el autobús, que es operado por una compañía con sede en Nueva Jersey llamada Z & D Tours, viajaba cuesta abajo en una curva, se subió a un terraplén y se volcó. Dos camiones de remolque golpearon el autobús y un tercer camión con remolque se estrelló contra esos camiones. Un automóvil de pasajeros también estuvo involucrado en el choque.

Las fotos de la escena muestran una colisión de varios vehículos, incluido un camión FedEx destrozado que dejó paquetes esparcidos por la carretera.

"Fue una especie de accidente de reacción en cadena", dijo Limani.

Portavoces de FedEx expresó que está cooperando con las autoridades, pero no dio más declaraciones.

"No he presenciado personalmente un accidente de esta magnitud en 20 años", dijo el vocero de Pennsylvania Turnpike, Carl DeFebo, a WTAE, calificándolo como el peor accidente en su permanencia de décadas con la autopista. "Es horrible".

Voceros de Excela Health Frick Hospital, en Mount Pleasant, dijeron que recibieron a 31 víctimas, y que se transfirió a un niño y tres adultos a otras instalaciones.

Los hospitales trajeron equipos de trabajadores sociales y psicólogos para intervenir en la parte emocional de las víctimas, dijo Mark Rubino, presidente de Forbes Hospital, en donde se atendieron a 11 víctimas.

"Las personas no solo sufrieron lesiones físicas, sino que también sufrieron traumatismos desde el punto de vista mental", dijo. La mayoría estaba cubierta de combustible diesel cuando llegaron. El hospital trató huesos fracturados, hemorragias cerebrales, contusiones, abrasiones y lesiones en la columna vertebral.

Entre las víctimas había estudiantes y personas que regresaban de visitar a sus familiares en la ciudad de Nueva York. Muchos de los que viajaban en el autobús no son residentes de los Estados Unidos, dijo Limani. Algunos de ellos no hablan inglés y perdieron su equipaje y pasaportes en los restos.

The Tribune-Review informó que Leticia Moreta llegó a un hospital alrededor de las 11:30 a.m. para recoger a sus hijos, Jorge Moreta, de 24 años, y Melanie Moreta, de 16, que estaban en el autobús.

La mujer dijo que sus hijos, que regresaban de visitar a su padre en Nueva York, estaban en condición estable.

Se desconoce exactamente qué causó el accidente, y Limani dijo que podría tomar semanas o meses determinarlo. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte envió un equipo para investigar.

Las autoridades dijeron que era demasiado temprano para determinar si el clima fue un factor en el choque.

Angela Maynard, una conductora de remolque de Kentucky, dijo que las carreteras estaban mojadas por la nieve. Maynard viajaba hacia el este en la autopista de peaje cuando se encontró con el lugar del accidente y llamó al 911.

"Fue horrible", dijo a The Tribune-Review. Vio mucho humo pero no fuego. Ella y su copiloto encontraron a una persona atrapada en su camioneta y otra tirada en el suelo.

"Intenté mantenerlo ocupado, seguir hablando, hasta que llegó la ayuda médica", dijo Maynard. "Estaba en mal estado".

El choque dejó a las familias aterrorizadas.

"Estaba llorando", dijo Omeil Ellis, cuyos dos hermanos estaban en el autobús. “Estaba como un loco llorando".

Ellis, de Irvington, Nueva Jersey, le dijo a The Tribune-Review que sus hermanos viajaban a Ohio por motivos de trabajo. Planeaba reunirse con ellos unos días después. Pero sus dos hermanos, uno de ellos de 39 años y otro de 17, fueron recluidos.

Contáctanos