Pensilvania

Shapiro intenta regular el “tranq” para atender la crisis de opioides

Telemundo

El gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro tomará medidas para limitar el acceso a la xilazina, comúnmente conocida como “tranq”, un poderoso sedante aprobado para uso veterinario en animales grandes, pero que se encuentra cada vez más en el suministro de drogas ilícitas de Pensilvania.

Su intención fue revelada en una conferencia de prensa en Kensington, Filadelfia, vecindario que batalla a diario con las muertes por sobredosis y la crisis de opioides en general.

Bajo la agenda de Shapiro, se generó un aviso en el Departamento de salud para agregar temporalmente la xilazina a la lista de medicamentos bajo la Ley de Sustancias Controladas, Medicamentos, Dispositivos y Cosméticos de Pensilvania.

“La xilazina es un poderoso sedante animal que los humanos nunca deben ingerir y está agravando nuestra lucha contra la crisis de los opioides, y hoy (martes), mi Administración está tomando medidas para mantenerlo fuera de nuestras comunidades y proteger a los habitantes de Pensilvania. Los pasos que estamos tomando hoy ayudarán a garantizar que esta peligrosa droga no pueda ser desviada de fuentes legítimas a los traficantes de drogas que dañan a nuestras comunidades, al mismo tiempo que se preserva su importante uso en los animales”, dijo Shapiro.

“La xilazina tiene un propósito real para los veterinarios, pero los traficantes de drogas abusan de ella y daña a quienes padecen trastornos por consumo de sustancias”, apuntó el funcionario.

La idea es generar cierto tipo de control para la compra y venta del mentado medicamento bajo lo siguiente:

  • Programar un medicamento requiere que los fabricantes y distribuidores no solo verifiquen que un médico, como un veterinario, tenga licencia, sino que también esté autorizado para recibir una sustancia controlada.
  • Llevar a cabo más comprobaciones en un sistema de pedidos, para garantizar la dirección adecuada para la entrega y recepción de una sustancia controlada, lo que a menudo requiere que el propio profesional firme por el producto.
  • La programación adicional requiere que los profesionales tomen medidas para minimizar el robo y el desvío, incluido el mantenimiento de registros precisos, limitando el acceso del personal al producto y asegurando que se almacene en un lugar seguro.
Jaime Becerril reporta desde Filadelfia donde el gobernador de Pensilvania, Josh Shapiro presentó un plan para combatir la crisis de opioides.

Las investigaciones recientes arrojaron que las personas expuestas a la xilazina a menudo, a sabiendas o sin saberlo, la usan en combinación con otras drogas, particularmente el fentanilo ilícito; el medicamento se usa para prolongar los efectos eufóricos del opioide.

En 2017, la xilazina contribuyó a 90 muertes por sobredosis, pero en 2021 contribuyó a 575 muertes por sobredosis en 30 condados, un aumento de más del 600 % en solo 5 años. También se está volviendo cada vez más frecuente en Filadelfia: en 2021, la ciudad de Filadelfia informó que el 90 por ciento de las muestras de opioides en la calle contenían xilazina.

Un tranquilizante común de animal, la xilazina o conocido en la calle como "Tranq" circula cada vez más entre las calles locales: un problema creciente que mantiene a Prevention Point más ocupado que de costumbre. Crishtbel Mora con el reportaje.
Contáctanos