Pensilvania

Universidad de Pensilvania dona 100 millones a las escuelas de Filadelfia

El dinero estará destinado a la eliminación de amianto y plomo.

Students attend an online class from a learning center in Miami, Florida, Sept. 4, 2020.

La Universidad de Pensilvania dijo que contribuirá con $100 millones al Distrito Escolar de Filadelfia durante la próxima década para hacer frente a los peligros ambientales como el asbesto y el plomo en los edificios escolares.

Los funcionarios dijeron que la contribución de $10 millones cada año, durante 10 años, representa la mayor contribución privada al distrito escolar en su historia.

La presidenta de Penn, Amy Gutmann, dijo que los funcionarios estaban orgullosos de asociarse con la ciudad y el distrito escolar “para mejorar significativamente el entorno de aprendizaje de Filadelfia de una manera que tendrá un impacto duradero en la salud, la seguridad y el bienestar de toda nuestra ciudad”.

Las autoridades dijeron que desde 2018 el distrito escolar ha estabilizado la situación de pintura con plomo en 54 escuelas primarias, ha completado el trabajo para certificar que 25 escuelas adicionales son seguras con el plomo e invirtió más de $23 millones para completar proyectos relacionados con el asbesto.

El distrito estima el costo total de sus "necesidades de capital insatisfechas", o reparaciones y proyectos que aún no se han financiado, en $4.5 mil millones. Dado que las escuelas del distrito permanecen cerradas para el aprendizaje en persona debido a la pandemia de coronavirus, eso les ha dado tiempo a los equipos para continuar esos proyectos sin interrupciones, dijo el superintendente William Hite.

La contribución de Penn “será un gran apoyo a medida que avanzamos para abordar las condiciones ambientales inmediatas en todas nuestras escuelas”, dijo Hite el martes. “Esto nos permitirá cambiar nuestro enfoque hacia la creación de entornos de aprendizaje del siglo XXI para todos los estudiantes”.

El presidente Jerry Jordan de la Federación de Maestros de Filadelfia, que representa a los empleados de las escuelas públicas, lo calificó como “un día extraordinario para nuestros escolares y educadores” y dijo que el dinero ayudaría a “reformar masivamente las condiciones tóxicas en muchas de nuestras escuelas”.

"Este es un día fruto de años de organización y trabajo preliminar: mítines, marchas, testimonios, informes, movilización y acción política. Pero también es un día nacido de la tragedia", dijo Jordan, mencionando al personal escolar que sufría envenenamiento relacionado con la pintura y mesotelioma por partículas de amianto.

La concejal Helen Gym calificó este logro como "un paso importante y muy retrasado para la ciudad y el distrito escolar".

"Junto con nuestras instituciones cívicas, podemos construir un nuevo modelo de asociación equitativa con el gobierno local y una nueva infraestructura que no solo protege a nuestros niños, sino que les muestra que son amados y valorados como todo niño debería ser", dijo Gym en una declaración.

“Hago un llamado a otras instituciones importantes de nuestra ciudad para que sigan el ejemplo de Penn y paguen una inversión justa para abordar la vergonzosa crisis de financiación escolar. Invertir en nuestras escuelas públicas es una inversión duradera en nuestro futuro”, dijo Gym.

Penn for PILOTs, un grupo de personal y profesores universitarios, también caracterizó la contribución como un "paso" y esperaba un cambio más sistémico que financiaría más plenamente las necesidades del distrito.

"La insuficiencia crónica de fondos de las Escuelas Públicas de Filadelfia no se puede resolver con un compromiso limitado de diez pagos anuales; requiere un sistema de finanzas públicas que garantice que las instituciones más ricas de la ciudad paguen su parte justa cada año a perpetuidad", dijo el grupo en un declaración.

Contáctanos