Pensilvania

Universidades manejan de manera diferente su regreso a clases

Mientras Penn dijo que casi no ofrecerá residencia, Villanova ya recibe a sus alumnos en el campus.

University of Pennsylvania

La Universidad de Pensilvania pidió a sus estudiantes que se mantengan alejados del campus este otoño, ya que no ofrecerá alojamiento a la mayoría de ellos y, con la excepción de cierta instrucción, no realizará actividades en el campus debido al coronavirus.

La presidenta de la universidad, Amy Gutmann, y otros líderes escolares dijeron que sentían "una enorme tristeza" al hacer el anuncio.

Penn, como se le conoce popularmente a la universidad, había planeado evaluar a los estudiantes para detectar COVID-19 a su llegada, junto con otras medidas de seguridad, pero el régimen de pruebas no fue posible, dijeron los líderes escolares.

“Desafortunadamente, el COVID-19 continúa propagándose a un ritmo alarmante en todo el país, con aproximadamente dos millones de nuevos casos reportados en el último mes”, dijeron los líderes escolares en su publicación. “La progresión de la enfermedad es evidente en muchos estados de los cuales Penn recibe a miles de estudiantes. Es insostenible la gran cantidad de estudiantes que, según las recomendaciones de salud pública de Pensilvania, al llegar, o según las pruebas o la exposición de alto riesgo, deben pasar a una cuarentena de dos semanas".

Con la excepción de algunos estudiantes internacionales y estudiantes que enfrentan dificultades de vivienda, Penn no ofrecerá alojamiento universitario a estudiantes universitarios.

“Por la seguridad de los estudiantes y de la comunidad en general, alentamos a todos los demás estudiantes a que no regresen a Filadelfia”, dijeron los líderes de Penn.

La universidad ya había planeado que la gran mayoría de la instrucción estuviera en línea, con excepciones para de las clínicas y otros requisitos en persona. Los programas de posgrado y profesionales pueden decidir individualmente las operaciones para el otoño.

Penn reconoció que los estudiantes podrían no estar felices de que les digan que se queden en casa.

“Si bien tenemos una gran confianza en la alta calidad de esta experiencia educativa y de vida universitaria, lamentamos profundamente que estos cambios representen una decepción significativa para las familias y los estudiantes”.

En respuesta a las clases de modo virtual, Penn ofrece a los estudiantes una reducción de la matrícula. La matrícula de otoño se reducirá en un 3.9% (a la tasa del año pasado) y la tarifa general se reducirá en un 10%. Se acreditarán o reembolsarán las tarifas de alojamiento y comidas que ya hayan pagado los estudiantes.

La orientación para nuevos estudiantes se llevará a cabo virtualmente y finalizará en una convocatoria virtual el 31 de agosto.

Villanova University presenta su plan de seguridad

En tanto, los estudiantes de primer año comenzaron a mudarse a sus dormitorios en Villanova University el miércoles. La escuela presentó su plan de seguridad de regreso a la escuela en medio de la pandemia de coronavirus.

En la institución, ya los estudiantes han comenzado a llevar sus pertenencias y, aunque se ve la misma cantidad que en años anteriores, la diferencia estriba en que todos lucen sus mascarillas.

La Universidad ha recibido 1,700 estudiantes de primer año entre miércoles y jueves, y su llegada era muy celebrada.

“No es lo más conveniente para mi primer año como universitaria, pero siento que es algo que todos tenemos que hacer”, dijo la estudiante Kelly Owens.

La universidad ha colocado rótulos por todo el campus recordando medidas como el distanciamiento social, el lavado de manos y la utilización de mascarillas, así com vídeos educativo.

También habrá administradores asegurándose de que se cumplan las medidas cautelares.

Se espera que para final de semana lleguen más estudiantes y las clases, que serán presenciales, y algunas virtuales, iniciarán el lunes.

Contáctanos