Bandera a media asta en la dolorosa conmemoración

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Bandera a media asta para conmemorar terremotos en México

    Bandera a media asta para conmemorar terremotos en México.

    (Publicado jueves 19 de septiembre de 2019)

    Los colores de la Patria se izaron a media asta para recordar el luto que dejaron los terremotos registrados hace 34 y 2 años, en un día como hoy. 

    Eran las 7.15 a.m., justo como aquel 19 de septiembre de 1985, y con el mismo sentimiento, miles de mexicanos, como esta mujer que perdió a su hijo, su nuera y su nieto, se unieron en las zonas afectadas en memoria de quienes ya no pudieron contar su historia. 

    La escena se repitió en todos los lugares donde en el 2017 la naturaleza mostró de nuevo su furia; en esta zona habitacional derrumbada pasaron lista a las víctimas de la tragedia. 

    En punto de las 10 a.m., la alerta sísmica sonó en todas las calles e inmuebles de la ciudad, por lo que, como si se tratara de un terremoto real, la gente tuvo que resguardarse en las zonas seguras.

    Luego vinieron las misas al pie de las ruinas de lo que era el Colegio Rebsamen, donde el dolor volvió a desgarrar las almas. 

    "Jamás los vamos a volver a ver", se dolió Mireya Rodríguez, madre de Paola, quien hoy tendría nueve años. 

    Otros poblados de México golpeados por terremoto

    [TLMD - MIA] Otros poblados de México golpeados por terremoto

     Otros poblados de México golpeados hace un año por terremoto

    (Publicado miércoles 19 de septiembre de 2018)

    "Jamás nos vamos a olvidar porque son nuestra sangre y una parte de nosotros se murió, está muerta". 

    Eduardo Arias también estuvo en la ceremonia para orar por Alexa, apenas una adolescente, y por los 19 menores y 7 adultos que murieron sepultados al desplomarse parte de la estructura del Colegio. 

    "Más que cariño con amor, con nostalgia, con ganas de abrazarlos, de sentirlos, mimarlos y con dolor", expresó Arias. 

    Y en todo el país, los mexicanos guardaron un minuto de silencio porque las heridas que dejó el 19 de septiembre aún no dejan de sangrar.