“Bebé a bordo, no me dispares”: las frases para evitar un ataque armado

Los habitantes de Tamaulipas recurren a todo para que no ocurra otra muerte a manos de policías o sicarios.

Telemundo

TAMAULIPAS - Pintan cada letra con la esperanza de que nadie más tenga que sufrir como lo está haciendo María Guadalupe Ortiz, una madre de familia que vio morir a su hijo, después de que la policía lo confundió con un delincuente.

"Esto no puede estar pasando , Daniel, ¡nooo!", clamaba Ortiz.

El hijo de Ortiz fue acribillado por un grupo de policías estatales el fin de semana. Según la investigación, lo confundieron con un delincuente y le dispararon en más de 100 ocasiones, mientras su padre lo escuchaba todo por teléfono.

"Nomás decía que no le dispararan ya, que no le dispararan", recuerda Diego Ortiz, el padre de Daniel.

El dolor que causó la muerte del ingeniero de 23 años, provocó que su comunidad se uniera en una campaña en la que pintan en los vehículos leyendas para evitar que tanto los uniformados, como los delincuentes sigan equivocándose.

"No deben matar gente inocente", afirma Abdiel Pérez, uno de los habitantes de Tamaulipas.

Autoridades tamaulipecas investigan el homicidio de un adolescente de 13 años en ciudad Mier, Tamaulipas.

Antes de salir a hacer sus actividades, Pérez escribió en su auto “policía no disparen, somos familia” y Nota Cevallos también tomó la pintura para anotar “policías no dispares, somos gente inocente”, luego fue a la escuela por sus hijos.

"Se pasan, dicen fueron ellos y se les atraviesan, confunden gente", asegura Cevallos.

A esta iniciativa se han unido cientos de personas en Tamaulipas, donde en los automóviles pueden mensajes como: “ bebé a bordo, somos familia, no delincuentes".

Incluso en las escuelas, los alumnos tuvieron que permanecer ocultos durante horas ante los enfrentamientos entre los criminales y las fuerzas del orden.

Este movimiento que nació a raíz del asesinato de Juan Daniel Ortiz, se reforzó con calcomanías en las que claman justicia pero también exigen que nadie más muera de la misma forma.

Abrazando la foto de su hijo y con el dolor a flor de piel, los padres del joven fueron los primeros en pegar en su coche el mensaje.

"-¿Cuántos mandaron a hacer? -No sé cuántos, muchos".

En tanto, la Fiscalía de Tamaulipas informó que ya solicitó la aprehensión de ocho elementos que participaron en el asesinato.

Contáctanos