Galería: Leyendas urbanas que dan miedo

No hay manera de constatar su verosimilitud, algunas pueden basarse en anécdotas verdaderas. De todas formas dan bastante miedo.

10 fotos
1/10
John & Martha Myers
2/10
Shutterstock
Enterrada viva. Una chica tiene un ataque de catalepsia y su familia la entierra sin que un médico lo verifique. Con terror, años más tarde, los empleados del cementerio hallan las tapas del cajón rasguñadas y con trozos de uñas clavados en ellos. Fue enterrada viva.
3/10
Shutterstock
Bloody Mary. Era una chica muy vanidosa debido a su hermoso cabello que todas las noches peinaba cien veces frente al espejo. Le cortaron el pelo por envidia y ella se suicido. Si una mujer enciende tres velas frente al espejo, se peina cien veces y dice “Bloody Mary” verá el fantasma de la niña y morirá de una muerte espantosa.
4/10
Shutterstock
Cocodrilos en las alcantarillas de Nueva York. Aparentemente alguien se deshizo de unos bebes cocodrilo por el retrete y estos terminaron en las cloacas de la ciudad más moderna del mundo. Viviendo bajo la jungla de cemento y espantando a los esporádicos empleados que limpiaban las cloacas.
5/10
Shutterstock
Los espejos y los viajes dimensionales. Los indios americanos eran respetuosos con los espejos ya que entendían que comunicaban con otra dimensión y podían ver en ellos cosas que no pasaban aquí, como predicciones.
6/10
Shutterstock
Esqueleto de Tour por la ciudad. Según esta leyenda urbana, alguien murió en un subte y siguió el viaje durante meses antes de otros viajeros se dieran cuenta de su muerte.
7/10
Shutterstock
La chica de blanco. Una chica que murió en una curva con su novio durante un viaje de novios. Supuestamente, se la ve con su vestido blanco haciendo auto-stop. En las proximidades de la curva advierte al conductor que reduzca la velocidad: “Cuidado con esa curva, es allí donde morí yo” y a continuación desaparece.
8/10
Shutterstock
La llorona. Esta historia dice que una mujer indígena tuvo tres hijos con un caballero español. Éste nunca quiso formalizar la relación y ella despechada asesino a los tres niños en un rio y se suicidó de remordimiento. Desde entonces se escuchan sus llantos por la noche.
9/10
Shutterstock
La muertita. En el 1800 un hombre rico perdió inesperadamente a su hija por una repentina enfermedad. Al darse cuenta que no tenía un retrato de ella encargó a un artista retratar su cadáver pintándolo con los ojos abiertos. El cuadro desde entonces está maldito y es de mala suerte para quién lo posea.
10/10
Shutterstock
Contagiada a propósito. Una joven es seducida en una noche de fiesta por un hombre ideal y acaba en la cama con él. Al despertarse con resaca, encuentra una rosa y un mensaje “Bienvenida al club del Sida”, escalofriante.
Contáctanos