Reino Unido

Unos calcetines y tu orina podrían salvarte la vida

tlmd_13mack_sheldon_drawer_pack_112712_380

Un grupo de científicos de la Universidad de Oeste de Inglaterra bajo el mando del profesor de robótica Ioannis Ieropoulos logran que por primera vez una celda de combustible biológico (CCB) alimentara un pequeño transmisor inalámbrico. Todo gracias a la orina y unos calcetines.

El secreto de estos calcetines está en una serie de células de combustible que producen la energía mediante bacterias. Estos microorganismos generan corriente eléctrica cuando metabolizan los nutrientes que están presentes en la orina.

Los calcetines aprovechan la pisada para comprimir una bolsa que almacena la orina. Así consiguen renovar continuamente el alimento de las bacterias. Esta es la primera vez que se combinan las CCB con una tecnología portátil (los calcetines).

El objetivo principal de la idea fue crear un sistema autosustentable para generar electricidad, con objetivos de supervivencia en mente.

James Urquhart, redactor de la revista New Scientist, describe el proyecto de la siguiente manera: “Andar con los calcetines obliga a que la orina (aproximadamente 648 mililitros, más o menos la cantidad que puede retener la vejiga media) circule por unos tubos integrados hacia unas celdas de combustible biológico (CCB) que contienen una bacteria que se alimenta de los nutrientes y genera electricidad".

Si bien el sistema no genera una cantidad grande de energía, si podría ser la diferencia entre la vida y la muerte en un situación de emergencia al poder enviar un mensaje.

Aquí la publicación del trabajo completo: http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-3190/11/1/016001

Contáctanos