Coronavirus

COVID-19 en Latinoamérica: Colombia rebasa el millón de contagios

La cifra de muertos en el país ronda los 30,000.

Telemundo

BOGOTA, Colombia - Colombia alcanzó este sábado la marca del millón de contagios de coronavirus, siete meses y medio después de la llegada al país de la pandemia que también deja cerca de 30,000 muertos por covid-19 y una seria crisis económica y social.

En América Latina la cifra de contagios ronda los 11 millones mientras que las muertes llegaron a casi 400,000.

Hasta el viernes, en Colombia se contabilizaban 998,942 casos y 29,802 muertes, y la tendencia de las últimas semanas indica que este sábado se debe superar la barrera del millón.

El país será el octavo en el mundo en pasar ese listón y, aunque del total de contagios menos del 7 % continúan activos, la pandemia tiene en alerta a las autoridades que no descartan un posible rebrote por el aumento de las cifras en algunas regiones en los últimos días.

"El problema de América Latina fue pensar que esto se resolvía por la vía de la medicalización, abriendo solo camas de cuidados intensivos y no estableciendo unos mecanismos de detección temprana y aislamiento en las comunidades y territorios", dijo a Efe la vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, Carolina Corcho.

Esto explica, según dijo, por qué desde que el país superó el primer pico de contagio, a finales de agosto, las cifras se quedaron estancadas en una especie de meseta epidemiológica y diariamente se superan los 5,000 casos y el centenar de muertos.

El director general subrayó que incluso los gobiernos que han logrado controlar el avance del coronavirus “deben redoblar sus esfuerzos”.

Desde el 6 de marzo, cuando se confirmó el primer contagio, la curva de casos positivos ascendió hasta agosto, el peor mes de la pandemia en el país, que cerró con 615,168 infectados.

En septiembre las cifras empezaron a ceder pero desde entonces nunca han estado por debajo de los 5,000 infectados diarios, aunque los casos activos sí que lo han hecho y hoy son 65,195, equivalentes al 6.52 %, mientras que los recuperados suman 901,652, lo que representa el 90.2 % del total.

El análisis del gobierno nacional es que el país ha tenido picos por regiones y en diferentes momentos, es decir que la crisis ha estado sectorizada y eso permite focalizar las estrategias según las necesidades de cada región.

Los temores sobre los efectos del 5G en nuestra salud llegaron antes incluso de que desplegara sus redes nuestras ciudades y, con la pandemia, los conspiranoicos han dado un nuevo giro a estos miedos: el coronavirus se expande a través de los teléfonos móviles.

Ejemplo de ello son departamentos como Bolívar y Atlántico, en el norte del país, que a finales de septiembre llegaron a tener incluso días con cero muertos, pero en las últimas jornadas las cifras de infectados han vuelto a subir.

Otro caso es el de Bogotá, principal foco de contagio del país, donde la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) con pacientes con coronavirus permanece en 51.2 %, mientras que en Antioquia, la segunda región más afectada, las autoridades declararon esta semana la alerta roja hospitalaria porque esa tasa superó el 80 %.

Ese panorama determinará las condiciones de una posible segunda ola de contagios para la que según Corcho, las instituciones no solo deben aumentar el número de pruebas diagnósticas que se procesan diariamente sino que además deberán mejorar estrategias como los cercos epidemiológicos.

La pandemia del COVID-19 obliga a miles de familias a cremar a sus seres queridos, aunque esto vaya contra los deseos del fallecido.

"La Procuraduría ha dicho que las EPS (Empresas Prestadoras de Salud) tienen engavetadas hasta 70,000 pruebas, se están demorando para la toma y así es imposible controlar una pandemia cuando estamos en un momento de apertura económica. Se tiene que hacer con contundencia una política de cerco epidemiológico, aislamiento, identificación y detección", advirtió Corcho.

El impacto del cierre de casi todos los sectores comerciales obligó al gobierno a abrir gradualmente la economía a finales de abril cuando el país solo completaba un mes de la cuarentena estricta declarada desde el 25 de marzo.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), la tasa de desempleo en agosto pasado fue del 16.8 %, un aumento de seis puntos porcentuales respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en ese periodo Colombia también registró la mayor caída entre los países de la OCDE, de 2.2 puntos porcentuales.

En Río de Janeiro ya hay conciertos al aire libre, a pesar de que Brasil sigue siendo uno de los países más afectados por el COVID-19.

Con un millón de contagios y casi 30,000 fallecimientos las proyecciones económicas para los siguientes meses no son favorables, pese a que desde septiembre el gobierno permitió la reapertura de casi todos los sectores con vistas a una recuperación.

Las autoridades reconocen que no se puede bajar la guardia, especialmente en momentos de gran agitación social que se refleja en multitudinarias manifestaciones de comunidades indígenas y centrales obreras como las de la semana que termina.

Contáctanos