Después de la nevada llega la limpieza