“Maté a mi madre”: la acusan de arrancarle los ojos y ponerlos en una caja