Tu dinero

La inflación más alta en cuatro décadas: ¿Entraremos en una crisis financiera o recesión?

Según expertos, Estados Unidos podría entrar en una recesión económica para finales del segundo trimestre del 2022.

Telemundo

Telemundo 62 es una de las docenas de organizaciones produciendo "Sin dinero en Filadelfia", un esfuerzo colectivo de reportajes para hallar soluciones ante la insolvencia económica en la ciudad e impulsar la justicia. Síguenos en @BrokeInPhilly.

Luego de que nuevas cifras en Estados Unidos revelaran que la inflación alcanzó en junio su nivel más alto en los últimos 40 años, algunos expertos alegan que el país está a punto de entrar en una recesión económica.

"Necesitamos dos trimestres en el cual el producto interno bruto haya sido negativo", explicó Ariel Morel, un asesor financiero en cuanto a cómo saber si Estados Unidos está entrando en una recesión económica.

¿Recesión o crisis financiera?

Según nuestra cadena hermana CNBC, las probabilidades de que Estados Unidos entre en una recesión económica son más del 50%.

Por definición, una recesión es causada por políticas gubernamentales drásticas, cambios estructurales económicos y políticas monetarias desfavorables, según el sitio económico Investorpedia.com.

Por lo general, los analistas económicos definen una recesión como un periodo en el cual el producto interno bruto de un país se contrajo por dos trimestres.

Richard Kelly, gerente de estrategias globales para TD Securities le indicó a CNBC que Estados Unidos podría entrar en una recesión técnica tan pronto como al final del segundo trimestre del 2022.

Valeria Aponte ofrece consejos para economizar en momentos donde la inflación en Estados Unidos alcanza récords de aumento.

Por su parte, una crisis financiera es causada por un comportamiento humano incontrolable, contagio, fallas sistémicas, fallas regulatorias y apalancamiento.

A diferencia de una recesión, los analistas políticos no tienen una forma de medir o asegurar que un país entró en una crisis económica. Sin embargo, en una crisis por lo general los precios de los activos experimentan una fuerte caída en el valor, además, las empresas y los consumidores fracasan en el pago de deudas.

Una crisis financiera puede limitarse a solo un sector de la economía o extenderse a lo largo de un país, la economía de una región o en todo el mundo.

Hasta el momento, Estados Unidos no ha registrado una caída del producto interno bruto en dos trimestres consecutivos, por lo que técnicamente el país no ha entrado oficialmente en una recesión.

¿Cómo prepararte para una recesión y ahorrar en medio de la inflación?

Según el Better Business Bureau (BBB por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro enfocada en el avance de la confianza del mercado, existen varias maneras de enfrentar una recesión con tu cartera. He aquí de algunas:

  1. Entiende en qué estás gastando: Compara tus estados de cuenta bancarios y de tarjetas de crédito del 2021 con los del 2022 para ver cómo le está afectando la inflación. Esto también te dará una idea de dónde podría hacer cortes. Si tus gastos en algunas áreas aumentaron drásticamente este año, puedes idear estrategias específicas para reducir los costos.
  2. Quédate con tu vehículo actual: Tanto los autos nuevos como los usados son caros. Es probable que mantener tu vehículo actual sea más económico que comprar uno nuevo. Si estás alquilando un automóvil, se recomienda comprarlo. Eso se debe a que el precio del automóvil se fijó al comienzo de su contrato de arrendamiento, posiblemente antes de que comenzara la alta inflación.
  3. Se más inteligente con tus compras de comestibles: La carne y el pescado han experimentado algunos de los aumentos de precios más altos. Comer vegetariano algunas noches a la semana ayudará a reducir los costos de los alimentos. Además, tómate en serio la preparación de comidas, comprar en tu despensa y reducir el desperdicio de alimentos ayudará a reducir las facturas de los comestibles.
  4. Cancela las suscripciones que no estés usando: Es fácil perder la noción de los servicios de suscripción que estás pagando. Ante ello, revisa tus suscripciones para asegurarte de que todavía las estés usando. Si estás registrado para varias suscripciones, una aplicación de administración de suscripciones puede ayudarte a realizar un seguimiento y administrarlas.
  5. Negocia mejores precios: Es posible que puedas obtener una mejor tarifa para cosas como seguros, facturas de cable, membresías de gimnasios e intereses de tarjetas de crédito. Comienza por ser amable con el representante de la empresa y "pregunta si hay algún programa o descuento para el que calificas".
  6. Cuidado con la contracción de la inflación: Puede que algunos fabricantes no subán los precios pero pondrán menos productos en el mismo empaque. Lee las etiquetas y elije las opciones que te den el mayor valor por tu dinero.
Contáctanos