Incertidumbre y ansiedad ante el futuro de DACA

Miles de soñadores se lanzaron a las calles a nivel nacional y en nuestra zona no fue la excepción ante la determinación de la Corte Suprema sobre el futuro del programa de acción diferida.

El máximo foro judicial deberá decidir si el presidente Donald Trump tiene el derecho de detener el DACA o no.

La determinación de los jueces no se sabrá hasta el 2020, que por cierto es año de elecciones.

Empleados, seguidores y vecinos cercanos a Aclamo, una entidad sin fines de lucro en Norristown, Pensilvania, llevaron a cabo una vigilia en favor de los beneficiarios de DACA uniéndose así a los que acampan desde inicios de semana frente a la corte.

Marisela Guzmán, quien llegó a Estados Unidos de seis años, aseguró que le aterra perder su permiso de trabajo con el que le pudo dar una mejor vida a los suyos. Tiene un hijo, de 10 años, a quien se tendría que llevar de regreso a México con ella si es que culmina DACA.

La mayoría conservadora de la Corte Suprema parecería estar lista para permitir que el gobierno del presidente Donald Trump ponga fin a un programa que permite que algunos inmigrantes trabajen legalmente en Estados Unidos y los protege de la deportación.

No dio la impresión el martes de que los cinco conservadores estuvieran dispuestos a bloquear la decisión del gobierno de acabar con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Se estima que unos 700 mil jóvenes dependen de la determinación de los magistrados sobre el amparo.

Contáctanos