Tu dinero

Adiós al café, la leche y el huevo: la escasez de productos te podría arrebatar el desayuno de la mesa

Los precios del café aumentaron un 16.8%, mientras que los precios de la leche subieron un 16.4% en junio, según datos del IPC.

Telemundo

Si bien la inflación está afectando a la mayoría de los productos de la canasta básica, este junio algunos de los mayores aumentos se produjeron entre los alimentos típicos para el desayuno.

Según el índice de precios al consumidor (IPC), que mide el costo de los bienes y servicios mes a mes, el costo de estos subió un 9.1% en junio en comparación con el año anterior. Este es el mayor aumento anual en cuatro décadas, desde diciembre de 1981.

Valeria Aponte ofrece consejos para economizar en momentos donde la inflación en Estados Unidos alcanza récords de aumento.

Pero las nuevas cifras del índice también indicaron que los mayores incrementos en junio se produjeron entre los alimentos básicos para el desayuno, tales como los cereales y el tocino, cuyos precios aumentaron un 15% y 12% respectivamente en junio.

Los nuevos datos también son malas noticias para los amantes del café, pues según el IPC, los precios de la bebida aumentaron un 16.8%, al igual que los precios de la leche que subieron un 16.4%.

De la misma manera, el precio de la mantequilla y la margarina subieron un 26.3% en junio. Sin embargo, el precio de la margarina subió aún más, un 34.5%, mientras que la mantequilla solo subió un 21.3%.

Pero la corona del producto más costoso en este periodo inflacionario le sigue perteneciendo a los huevos, cuyos precios aumentaron un 33.1%.

Si bien las cifras inflacionarias ha impactado en gran parte a los productos vendidos en los supermercados, restaurantes como Starbucks, Chipotle, McDonald's y Wendy's han anunciado aumentos de precios debido a la escasez de lácteos y otros productos. 

¿CÓMO ENFRENTARÁ BIDEN LA INFLACIÓN?

Ante los niveles récord de inflación, el presidente Joe Biden dio a conocer este martes detalles de una serie de iniciativas que tienen como fin impulsar la economía y frenar la inflación que sufre el país.

En cuanto a la gasolina, Biden indicó que el gobierno federal liberará más de un millón de barriles de crudo durante los próximos seis meses para contrarrestar el alza que generó en los precios del combustible el bloqueo de la energía rusa por la invasión a Ucrania. 

El presidente también propone reducir los costos de los alimentos incrementando la producción agrícola doméstica por medio de inversiones para pequeñas y medianas empresas. 

Asimismo, Biden quiere presionar al Congreso para que reduzca los precios de los medicamentos y de la insulina imponiendo multas a las farmacéuticas que suban sus precios de forma arbitraria.

¿CÓMO PREPARARTE PARA UNA POSIBLE RECESIÓN Y AHORRAR EN MEDIO DE ESTA INFLACIÓN?

Según el Better Business Bureau (BBB), una organización sin fines de lucro enfocada en el avance de la confianza del mercado, existen varias maneras de enfrentar una recesión con tu cartera. He aquí de algunas:

  1. Entiende en qué estás gastando: Compara tus estados de cuenta bancarios y de tarjetas de crédito del 2021 con los del 2022 para ver cómo le está afectando la inflación. Esto también te dará una idea de dónde podría hacer cortes. Si tus gastos en algunas áreas aumentaron drásticamente este año, puedes idear estrategias específicas para reducir los costos.
  2. Quédate con tu vehículo actual: Tanto los autos nuevos como los usados son caros. Es probable que mantener tu vehículo actual sea más económico que comprar uno nuevo. Si estás alquilando un automóvil, se recomienda comprarlo. Eso se debe a que el precio del automóvil se fijó al comienzo de su contrato de arrendamiento, posiblemente antes de que comenzara la alta inflación.
  3. Se más inteligente con tus compras de comestiblesLa carne y el pescado han experimentado algunos de los aumentos de precios más altos. Comer vegetariano algunas noches a la semana ayudará a reducir los costos de los alimentos. Además, tómate en serio la preparación de comidas, comprar en tu despensa y reducir el desperdicio de alimentos ayudará a reducir las facturas de los comestibles.
  4. Cancela las suscripciones que no estés usando: Es fácil perder la noción de los servicios de suscripción que estás pagando. Ante ello, revisa tus suscripciones para asegurarte de que todavía las estés usando. Si estás registrado para varias suscripciones, una aplicación de administración de suscripciones puede ayudarte a realizar un seguimiento y administrarlas.
  5. Negocia mejores precios: Es posible que puedas obtener una mejor tarifa para cosas como seguros, facturas de cable, membresías de gimnasios e intereses de tarjetas de crédito. Comienza por ser amable con el representante de la empresa y "pregunta si hay algún programa o descuento para el que calificas".
  6. Cuidado con la contracción de la inflación: Puede que algunos fabricantes no subán los precios pero pondrán menos productos en el mismo empaque. Lee las etiquetas y elije las opciones que te den el mayor valor por tu dinero.
Contáctanos